Muy alto muy alto

Un hombre alto sabe que no cualquiera se atreverá a contradecirlo, en el mundo de los hombres ser alto inspira respeto, grandeza y hasta miedo. Bien lo saben los altos, es más, sacan ventaja de ello.

Pero que triste es no poder saber si te respetan por ser alto o por que te lo has ganado.

Y ahí estaba, un hombre muy alto frente a mi, en medio de una discusión, tratando de mirarme desde lo más alto que podía, sin mas argumentos solo podía acudir a su característica física para sentirse un ganador.

Logré ver su interior, diminuto, asustado, refugiándose en su envoltorio.

Decepción

Ya no hay nada de esperar, una expectativa solo te decepciona aún más. Y cuando aún sin esperar nada logran decepcionarte, como se llama eso?, decepcionada de la vida, de la raza humana, la plaga más grande y aterradora, no hay ser humano que se quede fuera de la maldad, odio mi raza, odio los humanos…

El perdón

Todo andaba bien, hasta que se desvaneció al final del día, me inundé de sentimientos de tristeza, de recuerdos de situaciones que supuestamente ya había superado, pero no, ahí estaba recordando el sentimiento exacto en donde mi corazón se rompía cada vez un poquito más.

Que difícil es perdonar, y mas aún cuando se trata de los errores de mi compañero de vida. Se que yo no he sido perfecta, pero hay cosas tan sensibles como lo son él autoestima de una mujer.

Debo reconocer que el hombre del cual me enamore ha sido el único que me ha herido mi autoestima de tal forma que aún siendo un excelente marido, sigo recordando como si fuera ayer el día en que se burló de mi cuerpo. Se que eran otros tiempos y que no había el amor y la confianza de hoy, pero jamas ningún hombre, ni el más guapo y con excelente físico me había hecho sentir tan horrenda como aquella situación que me hirió para siempre.

Trato de olvidar esa situación, sé del arrepentimiento de aquella persona que no sabía lo que estaba causando en mí, ni las consecuencias que traerían sus palabras aun después de tener nuestra familia.

Y hoy con lágrimas en mis ojos busco el significado del perdón dentro de mi corazón y me pregunto cuando dejara de doler…

Estoy empezando a pensar que el problema soy yo, que no soy capaz de dar vuelta la pagina, pero analizo mi vida y no soy de esa personas que se quedan en el pasado.

Yo no siento rencor, pero al igual que dicha situación, hay varios momentos, quizás insignificantes para algunos, pero que me marcaron un antes y después en mi vida, situaciones con mis padres, palabras de una profesora cuando era solo una niña, amigos que me han hecho pensar que la amistad no existe, y muchos hechos que me han convertido en la persona un soy hoy, una persona que duda de la realidad…

Quiero creer en que las palabras personas cambian, porque yo cambié, pero cada día que pasa me convenzo más de que la gente buena y real no existe o existimos muy pocas… y si, me considero una persona real, una amiga incondicional, una esposa que daría todo por su familia, pero en estos tiempo ya no existe gente compatible conmigo…

Un tercio de mi corazón

00:21 y me encuentro terminando mi día, uno de esos días buenos, donde todo ha salido como lo imaginé la noche anterior, pero lo que no imaginaba es lo feliz que me sentiría al tener a mi esposo aquí junto a mi.

Ya había olvidado lo que era extrañarlo, luego de 4 meses inseparables, pasábamos días y noches juntos, él estaba sin trabajo, y aunque era una mala noticia en general, esos días se habían convertido en las mejores vacaciones, aún estando en casa.

Debo reconocer que mi esposo es mi mejor amigo, lo amo y lo siento tan especial como si fuera una parte de mi. No hay otra persona mas compatible conmigo que él, y si, este post es para el amor de mi vida.

Se que quizás jamás llegue a leer esto, pero es aquí donde yo plasmo mis días y él es parte de mi vida y espero tenerlo siempre a mi lado.

A pesar de nuestras diferencias siento realmente que nos entendemos a la perfección, lo acepto, eso es el amor real, aceptarnos así como somos, con nuestros defectos y querer ser mejor.

Y es así como me di cuenta que extrañe tanto a este hombre luego de su jornada laboral de 12,5 horas, parecieron días…

Que hermoso regalo de la vida, mi familia.

El sueño de mi bebé

No hay placer como el de observar mi hermoso bebé dormir…

Cuando ya todo está en paz, cuando los llantos cesan y cuando al fin quedamos los dos en casa a disfrutar del silencio, sin duda uno de mis momentos favoritos del día, la hora de la siesta del bebé.

Aprecia cada detalle de tus hijos, sus ojitos, sus pequeñas manitos y su babiante boquita son pedacitos de ternura que cautivan a cualquier madre.

La memoria es tan frágil, al menos la mia, que trató de atesorar y guardar cada uno de los detalles de mi hermoso bebé, y no me importa si piensan que no es tan lindo como lo describo, para toda madre su bebé es el más hermoso.

Amo a mis hijos y me llena el corazón verlos y escucharlos reír, alimentarlos y verlos dormir, es la recompensa más grande y hermosa que me ha podido dar la vida.

Hijos de mi corazón Simón y Zaín.

Has una pausa… lo agradecerás!

Me vi ordenando ropa en medio de un caos mental entre las tareas que me quedaban por hacer y lo que estaba haciendo, ya se hacía tarde y se estaba cocinando la cena, yo cansada y con ansias de terminar el día, esperando que todo vaya con fluidez… Ahí me vi y mas que verme a mi, vi a mi alrededor, mi esposo jugando en el celular sentado en el sillón, vi la televisión encendida y recostado en el sillón de en frente, vi a mi pequeño hijo riendo a carcajadas mientras veía el chavo del 8 en YouTube, me detuve ahí, justo ahí a observar y disfrutar de esa agradable escena. El chavito de siempre, ese antiguo que se ve borroso aun podía sacarle carcajadas a un niño de 4 años, a una nueva generación, la generación que ya nada les impresiona… Pero ahí estaba el chavo aún tras décadas, sus grabaciones aún cumplen su función.

El chavo del ocho, mis respetos a esa maravillosa serie que me vio crecer y me saco cientos de risas y a miles de personas.

En esta generación donde todo es desechable, agradesco programas así, que perduran en el tiempo.

Pero lo que más rescaté de ese momento fue la simplicidad de las cosas bellas, que muchas veces las dejamos pasar y les digo de corazón mamis, que vale la pena dejar de lado unos minutos par apreciar nuestros hijos, nuestra familia, vivir el momento, disfrutar los momentos simples de felicidad, creo que eso es la base para disfrutar de la maternidad… Detenerse, vale la pena hacer una pausa, verás como cambia el sentido de las cosas que haces a diario cuando te detienes a observar a tu alrededor.

Cuando al fin me queda algo de tiempo…

Ya se durmió el bebé, la casa está algo ordenada… y me merezco un pequeño descanso de esta agitada vida de ser madre de un niño y un bebé.

Las cosas para las que nos quedamos en casa no siempre se tornan tan fáciles, y en medio de mis ganas de emprendimiento, mi falta de tiempo y mi deseo de compartir esta hermosa etapa con sus altos y bajos me vi ”tratando” de crear un blog, así como en las películas neoyorquinas… esas donde sale una chica hermosa tomando un desayuno en ropa interior frente a su computadora y escribiendo sobre su vida, la diferencia es que son la 0:02 y estoy en pijama acostada en mi cama mientras todos duermen y no me veo tan hermosa como quizás me imaginas, me veo como cualquier madre después de un día agotador de “solo” ser madre.

Tratare de no caer en lo que todos quieren oír de la maternidad y en los estereotipos de una sociedad básica, seré sincera y daré mi opinión, ya que para eso cree este espacio, para darme un tiempo a mi y solo a mi, no para agradar a alguien 💚